Ā 

Laura Magalhaes ha creado una empresa orientada a ayudar a otros emprendedores a hacer sus negocios mƔs sostenibles


https://www.lavozdegalicia.es/noticia/ourense/ourense/2022/09/14/sueno-cruzo-oceano/0003_202209O14C8991.htm


Hace cuatro aƱos que Laura Magalhaes de Andrade (RĆ­o de Janeiro,1982) decidiĆ³ que querĆ­a vivir en Ourense. ConocĆ­a la ciudad porque habĆ­a realizado una estancia de investigaciĆ³n de un aƱo que formaba parte de su proyecto de doctorado. Hasta ese momento no habĆ­a nada que la uniese a la ciudad de As Burgas. No fue un destino elegido por la existencia de vĆ­nculos familiares ni nada similar. La abogada y consultora ambiental brasileƱa simplemente recalĆ³ en la Facultad de Derecho ourensana por un convenio entre la Universidad de Vigo y la de RĆ­o de Janeiro, donde tambiĆ©n ejercĆ­a como profesora. Ā«Vine para un aƱo y, de hecho, regresĆ© a mi paĆ­s tras finalizar ese tiempo, pero Ourense ya me habĆ­a conquistado.


HabĆ­a cambiado totalmente mi vida. VendĆ­ lo que tenĆ­a allĆ­ y me propuse cumplir mi sueƱoĀ», cuenta. AsĆ­ que volviĆ³ a cruzar el charco en el 2019 y aquĆ­ se convirtiĆ³ en empresaria poniendo en marcha un proyecto orientado a crear programas de educaciĆ³n para la sostenibilidad. Ā«Desde hace mucho querĆ­a encontrar una forma de trasladar todos los aƱos de conocimiento acumulados en mi vida acadĆ©mica y profesional a una parte fundamental de la sociedad civil: las empresas, el sector productivo. Crear una metodologĆ­a para que pudiesen aplicar prĆ”cticas sostenibles que hagan posible generar ingresos al tiempo que se desarrollan las comunidades y se mantiene el empleoĀ», narra. Y lo hizo. Puso en marcha una consultorĆ­a bautizada como Sigamos!


AsĆ­, con exclamaciĆ³n final, porque Laura es una persona entusiasta que irradia optimismo y es capaz de contagiarlo a todos los que se animan a tocar a su puerta ā€”pueden hacerlo a travĆ©s de la web www.sigamosconsultoria.com, aunque tambiĆ©n tiene sede en el polĆ­gono de San Cibrao das ViƱasā€” para mejorar su negocio, sea grande o pequeƱo. Ā«Hay que desechar la idea de que ser mĆ”s sostenible es algo que va a mermar rentabilidad, porque no es cierto. Es justo al revĆ©sĀ», dice.


Ā